El alcohol y otros desastres…

Tal día como hoy hace 73 años se fundó Alcohólicos Anónimos, una hermandad no lucrativa, que ofrece su ayuda mediante terapia de grupo a las personas que tienen problemas con el alcohol.

Para hablar de cuando y como conocí el alcohol y sus consecuencias, tengo que trasladarme hasta Norte América. En aquel entonces mis trapos descansaban en Nueva York, en la casa de una familia norteamericana de clase media. Hace más de medio siglo Nueva York era una de las ciudades más pobladas del mundo, y eso la convertía en una ciudad sumamente fría… la gente parecía haberse convertido en máquinas, que caminan deambulantes por sus agitadas calles, siempre a paso acelerado para evitar ver lo que ocurre a su alrededor y como consecuencia perder un tiempo tan precioso como extravalorado.

Dick era el padre de familia, un hombre de unos 50 años, corpulento, fuerte y robusto. Su cuerpo estaba lleno de tatuajes de todo tipo: dragones, serpientes, nombres, etc. En cambio, toda esa apariencia que pudiera resultar un tanto agresiva, escondía un padre de familia ejemplar y una persona luchadora que trabajaba día y noche con el fin de sacar los suyos adelante. Por otra parte, Michelle, su mujer, aunque algo más menuda, era, igualmente, de grandes proporciones. Una señora muy dinámica y con mucha vitalidad. Yo particularmente, la veía como ese tipo de personas que están tan llenas de vida que parecen eclipsar tu propia energía. Ambos tenían dos hijos de 11 y 15 años respectivamente. Nunca me hicieron demasiado caso… también es cierto que en esa época yo estaba bastante estropeado.

Todos parecían bastante felices con la vida que llevaban. Sin embargo, un día sus vidas darían un giro de 180º. Eran aproximadamente las 2 de la mañana y Dick no solo no había vuelto a casa sino que tampoco había dado ninguna señal de vida desde que saliera del trabajo. De pronto, la puerta se abrió y apareció una persona que había poseido el cuerpo de Dick, digo esto porque me niego a aceptar que la persona que entró por aquella puerta fuera Dick, prefiero pensar que él jamás volvió aquella noche y ahora sabreis por qué.

Entró tambaleándose, con la cara demacrada y la ropa desaliñada. Michelle fue hacia él con la lógica preocupación del que quiere reprender algo. Dick levantó la mirada, y ella frenó en seco. No pudo reconocer a su marido que tanto admiraba en aquella mirada machista, llena de odio infundado, frustraciones y desprecio. Agarró fuertemente del cuello a Michelle y la arrastró hacia la habitación. Por su actitud y el olor que dejó a su paso, era fácil adivinar que tenía tanto alcohol en sangre que no era consciente de prácticamente nada de lo que estaba ocurriendo, pero evidentemente aquello no le disculpaba.

Lo siguiente, es bastante complicado y desagradable de describir. Comenzaron los gritos y los insultos que despertaron a los niños, (que por suerte no se atrevieron a entrar en el cuarto); luego escuché golpes y se sucedieron los lamentos, las suplicas y los llantos de Michelle. Es terrible presenciar algo así y no poder hacer nada más que rezar por que acabe pronto. Tras una hora larga, muy larga… el monstruo salió de la habitación y se fue. Al rato salió Michelle llena de golpes por todo su cuerpo, intentando mantener la compostura con los hijos que, sin mediar palabra, salieron a abrazarla. Aquella imagen ha quedado tristemente grabada en mi retina, me impactó mucho, nunca hubiera imaginado algo así, no entendía como el alcohol pudiera cambiar tanto a una persona. Michelle acababa de conocer la otra cara del hombre al que había jurado amor eterno pagando un precio excesivamente alto.

Finalmente, Dick desmostró tener algo de moral y vergüenza no volviendo a aparecer por la casa. Seguramente porque, después de lo sucedido, no sería capaz de volver a mirar a su mujer y a sus hijos a la cara. Según pude escuchar a la familia cuando lo contaba a la policía, dejó una nota en la que explicaba que había humillado y vejado, psíquica y físicamente, aquello que más quería y que en caso de que existiera perdón para un acto tan atroz, él mismo no se consideraba merecedor de ello.

En cuanto a la manera en la que continuó la vida de Michelle y sus hijos, no puedo decir mucho, ya que al poco tiempo del suceso, vendieron el piso y yo me embarqué a una nueva aventura en brazos del destino.

El ser humano tiene dos formas de abordar un problema: la valiente, que consiste en buscar soluciones dando la cara y sacando fuerzas de flaqueza, y la cobarde, que se suele manifestar huyendo. Dick optó por la opción cobarde y, a mi entender, equivocada, en dos ocasiones: primero, evadiéndose sus problemas a través del alcohol, y segundo, huyendo de lo que más quería en el mundo, su propia familia.

El alcohol afecta al Sistema Nervioso Central, provocando en el consumidor una desinhibición que puede manifestarse de muy diversas formas. Por desgracia, a Dick le sacó a relucir su lado más sucio como persona, un lado que probablemente el mismo desconocía. No obstante, me planteo una cuestión: el alcohol puede desvelar quien eres realmente? o, por el contrario, te transforma en algo que no eres?… una vez más, supongo que tendría que ser humano y haberlo probado, para responderme…

Lo que no cabe duda es que, hoy en día, es la principal causa de muerte entre los jóvenes europeos, por eso me sorprende enormemente seguir viendo publicidad de bebidas alcohólicas asociadas a gente joven disfrutando de la vida. A veces, deliro, y pienso, que para el ser humano los intereses económicos prevalecen a la propia vida de las personas…

Anuncios

5 pensamientos en “El alcohol y otros desastres…

  1. Hoy en día hasta eso ha quedado en deshuso. Ya son los que menos, los que se emborrachan – sin embargo son más los maltratadores. ¿ efecto directo del desmadre y del prograso ? Tal vez ! De todas formas la droga va gananda la partida al vino, y, ahí está el verdadero peligro…

  2. Se me olvidaba:Genial la imagen reprobadora del muñeco mirando el artífice de uno de los declives del hombre. Una vez más se aplica el refrán: Una imagen vale más que mil palabras…

  3. Gracias por tu apoyo, sin ti, este muñeco probablemente dejaría de escribir. es cierto que, lamentablemente, las drogas cada vez están ganando más terreno entre los jóvenes, pero aún así, sigue siendo el alcohol lo que provoca mayor número de víctimas mortales. Las cifras son escalofriantes, al menos 2,3 millones de personas mueren cada año en todo el mundo por causas relacionadas con la ingesta de alcohol, lo que supone un 3,7% de la mortalidad mundial.

  4. Por lógica, el alcohol provoca la anulación del sistema nervioso y cognitivo de ciertas facultades, desapareciendo por momentos aspectos humanos como la escala de valores, la moral, ética, la razón, y la capacidad para sentir ciertos sentimientos, como resultado mas que una persona es un animal. Y resulta curioso la publicidad, gente divirtiéndose y disfrutando cuando toman alcohol cuando la realidad es todo lo contrario.

    Saludos

  5. Estoy de acuerdo contigo Daniel. Supongo que, lamentablemente, se hará con fines comerciales y económicos como todo. Gracias por la visita y por dejar tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s