GI Joe, los ojos de un niño

Tal día como hoy hace 66 años, la revista militar YANK y el periódico Stars and Stripes, publica por primera vez un cómic llamado GI Joe, pensado para los militares estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. 24 años después esto se adaptaría al sector de la juguetería, convirtiéndose en uno de los muñecos más famosos del siglo XX.

Muñeco de Adolf Hitler

Muñeco de Hitler

“…Comienza la batalla. Los nazis atacan de forma fulminante adentrándose en territorio aliado. Van aniquilando a sangre fría a todo aquel que se cruza en su camino, sean mujeres, niños o soldados. Nada, ni nadie puede detenerlos. Los norteamericanos, bajo el mando del teniente Falcón y su hermano Duke, tienen preparados un ataque aéreo con F22 que reservan para situaciones de alerta roja. De esa forma, los aliados comienzan la masacre contra el ejercito nazi: – Teniente estamos friendo vivos a esos cabrones, ja ja ja…-, se escucha desde el aire…”

Esta es una de las historias que Abel imaginaba mientras jugaba con sus GI Joe, en la bañera de su casa. Siempre actuaba de la misma forma, una vez los tenía a todos dentro del agua, asignaba a personaje un papel distinto y una misión de forma clara y concisa. Iba cogiendo uno por uno y les daba instrucciones hablándoles como si fueran actores que tienen que interpretar el papel de su vida. Cuando comenzaba el juego, su mente estaba a millones de kilómetros de aquella bañera. Es increíble la bendita facilidad que tienen los niños para involucrarse en sus fantasías, así como la lógica y la crueldad con la que llevan a cabo sus argumentos.

Supongo que es típico que los niños jueguen a las guerras… ¿Cuantos de ustedes no han jugado con aquellos muñecos de acción llamados GI Joe?. Si no es así, igual hayan conocido a alguno de sus primos hermanos: los Geyperman en España, los Action Man en Inglaterra, los Cobra Comander, los Iron Army, etc. Todos ellos nacieron gracias a la compañía juguetera Hasbro, que adaptó la idea originaria de David Breger con su cómic para los soldados de Estados Unidos y creó unas figuras de unos 30 centímetros, que representaban al héroe americano de la gran conflagración contra la Alemania nazi.

Vuelvo a repetir que los muñecos de trapo no entendemos de vencedores, ni vencidos, de héroes, ni de verdugos… por lo que jamás podré entender que se elabore con fines comerciales una figura que conmemora una de las mayores lacras del ser humano. Menos aún cuando esto va dirigidos a niños. Es curioso pensar que se lanzaron hacía la población infantil masculina, con el objetivo de emular el éxito de las Barbies con las chicas.

La cosa no quedó ahí, y cada vez fue desvirtuando más… crearon El Sargento Savage, un héroe de la Segunda Guerra Mundial y sus hombres “las Águilas Aulladoras”; y fabricaron, como no, a sus enemigos “El Ejército de hierro” inspirados en el ejército nazi. Por si esto fuera poco, tambien lanzaron a la venta un comando terrorista llamado “cobra” en los que cada personaje viene con su ficha personal delictiva.

Actualmente, he leído que en Ucrania salió a la venta un muñeco que ha despertado la polémica en toda Europa. Se trata del muñeco del dictador nazi Adolf Hitler, que cuenta, además, con todos los accesorios elaborados al detalle y el vestuario más utilizado por el líder del tercer Reich. Parece que el ser humano sigue en su empeño de hacer negocio con la sangre derramada por millones de personas.

Solo soy un muñeco… frío, estático, sin derecho a sonreír, caminar, preguntar, sin derecho a nada. Tan solo debería ser una máquina receptora de sentimientos ajenos que reacciona impasible ante cualquier suceso. Sin embargo, no puedo evitar poner el grito en el cielo cuando observo ciertas cosas, como por ejemplo, que la gente se espante al ver un personaje conocido desnudándose para la portada de una revista, pero no se inmute cuando observan a un niño jugar a las guerras o le escuchan decir a un compañero “te voy a matar”… parece que el ser humano cada vez de un paso más para convertirse en lo que soy yo, un simple muñeco de trapo…

Anuncios

4 pensamientos en “GI Joe, los ojos de un niño

  1. Es curioso que este articulo no haya tenido aún ninguna repercusión en cuanto a reacciones de los lectores,(y sé que los tienes). Para mi, si los demas estan bien, este es inmejorable, ya que toca varias vertientes ajenas entre sí, pero juntas en el tiempo.
    1º) El recuerdo de una guerra aniquiladora.
    2º) Juguetes propagantisticos de los buenos y de
    los malos (según el color del cristal con que
    se mire, como decía el filòsofo), en manos
    inocentes.
    3º) Historia bien estructurada con sabias
    aportaciones de los personajes en su lugar y
    en su momento.
    4º) En cuanto al niño en la bañera rodeado de
    guerreros de todas las condiciones, me trae
    el recuerdo imborrable de un pequeño
    personaje que conocí hace unos veinte años,
    donde su mundo bélico, estaba, efectivamente
    a miles de kilómetros de esa bañera…

    A la vista de este último artículo llego a la conclusión que sólo tu podías crear ese simpático o omnipresente muñeco de trapo.
    Conjugar todo eso junto, con criterio y en su justo valor…, de verdad, Chapeau.

  2. que no tenga repercusión no es cierto (yo lo e leído hoy). Ante la frase “hay cosas que un hombre no debería aprender”, me pueden responder ¿como sabes que no te gusta si no lo has probado? solo hay una respuesta:

    ¿Crees que un hombre debería aprender a apuntar con un fusil a otro hombre?

    ¿Crees que un niño debe aprender a hacer la guerra?

    Aparte esta que un adulto debe conocer que paso y porque paso,(documentales serios) para aprender de los errores del pasado y no repetirlo, no hay peor cosa que tropezar tres veces en la misma piedra, por ignorancia del pasado.

  3. Efectivamente: ¿crees que un hombre debería aprender a apuntar con un fusil a otro hombre? opino que no. El ser humano es el único animal que mata sin necesidad… tal vez, parte de culpa sea de una sociedad consumista que, en ocasiones, nos invita a tropezar una y otra vez en los mismos errores del pasado; y como dices Daniel, no hay nada peor.

    Gracias, una vez más, por seguir pasando por mi blog y por vuestros comentarios.

  4. yo creo que la guerra es un proceso natural de todo animal en estado de evolución. Lamentablemente seguiremos teniendo guerras hasta el punto en el que solo los seres realmente inteligentes sobrevivan y los cuales no tendrán necesidad de guerras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s